REDES 75 i Marc Prensky


L'any 2010 vaig descobrir el programa REDES i l'Eduard Punset, un programa i un divulgador dels que hi ha pocs (i com he pogut viure sense ells aquests anys?). Darrerament es tracta reiteradament de l'educació en aquest espai i avui volia compartir el número 75 (No me molestes, mamá. Estoy aprendiendo), potser una mica polèmic, centrat fonamentalment en la relació entre l'entorn educatiu i els videojocs. Tot i no ser tractat el tema de manera exhaustiva és una bona aproximació i un punt d'inici de debat.

El nucli central del programa és una entrevista a Marc Prensky. En l'article on he trobat l'entrevista (pequesymas.com) s'apunten força bé les característiques del treball del futur, per les quals hauran d'estar preparats els nostres alumnes: especialització, flexibilitat d'horaris, autonomia, treball en equip, globalització, compromís, ús de tecnologia, innovació i gestió de l'estrès. Déu n'hi do, oi!?


El text de l'entrevista el podeu trobar aquí.

Algunes idees de Marc Prensky que apareixen en el reportatge...
  • El profesor del siglo XXI ha de preparar a sus estudiantes para un futuro incierto.
  • La antigua forma de enseñar es aburrida;la nueva se basa en que los chicos aprendan solos.
  • Nuestro trabajo es dar luz a nuestros alumnos. Tenemos que ayudarles a descubrir sus pasiones. Hay que despertar su interés.
  • Tenemos que pasar de ser el profesor, el controlador, el director del aula... a ser el entrenador, el guía y el compañero.
  • Digamos que nuestros chicos son cohetes espaciales. ¿Qué quiere decir? Que van rápido, que se lanzan de cabeza a lugares desconocidos, que son muy volátiles, que son difíciles de controlar con precisión, necesitan ser programados adecuadamente, necesitan combustible adecuado y buenos pilotos, y quizás requieran correcciones a medio camino como los cohetes de verdad. Pero tienen un retorno potencial enorme. Todos los chicos lo tienen. Y es lo que tenemos que descubrir. 

Imatge de http://compartiendoconocimiento.files.wordpress.com

Alguns comentaris que aporten idees complementàries o contràries a les idees de Prensky, per fomentar el debat:
  • La educación necesita una revolución. Pero no necesariamente ha de ser tecnológica. Utilizar herramientas innovadoras no nos hace innovadores. Es la actitud que se fomenta la que nos convierte en creativos.
  • En los videojuegos falta esfuerzo intelectual. No hablo del esfuerzo de pasar una pantalla en un videojuego, sino el esfuerzo de convertir conceptos abstractos e ideas en aprendizaje.
  • Se nos dice que los videojuegos pueden ayudar a aprender a resolver conflictos y tomar rápidas decisiones, pero son decisiones que puedes "deshacer", que no tienen consecuencias reales (tienes muchas vidas, puedes reiniciar partida). Y en el 95% de los casos el tema es la competitividad, la confrontación, la supremacía, y a su servicio se ponen la astucia, el análisis, la reflexión (bueno, para esto no suele haber tiempo en un videojuego).
  • La educación actual debe cambiar hacía una educación activa, en la que los niños y niñas aprendan a aprender, a ser críticos, a razonar, a hablar en público, a trabajar en grupo, a resolver problemas reales en la vida real. Nada de ello lo puede ofrecer un videojuego. ¿Qué ayuda a resolver problemas? ¿Qué tipo de problemas? Más profundos, reales y complejos son los problemas que los niños resuelven jugando con otros niños y niñas, desarrollando habilidades motoras y sociales, básicas para formar mentes y cuerpos sanos. Fomentar el videojuego es crear ignorantes sociales, niños con problemas de obesidad, indiferencia hacia el entorno natural. La tecnología es una herramienta más, sólo un cambio de formato.
  • El videojuego se retroalimenta con la gratificación inmediata y justo el aplazamiento del premio es una pieza clave de la inteligencia ejecutiva que tanto necesita el joven en su formación.
  • La "generación consola" ha llegado ya a la actividad profesional en las empresas... y no se ven los efectos. Como mucho, la rápida adaptación a un entorno hostil y el conformismo. Nada de retos ni querer cambiar las cosas. Siguen las reglas establecidas... como en un videojuego.
Conclusió personal:
Tot en la seva mesura és positiu. Els videojocs no són l'eina de futur; són una eina més a considerar.

1 comentaris:

Ricard ha dit...

Bon idea aquesta d'obrir un bloc només per temes d'educació.
L'aniré llegint.
Redes és un dels pocs programes de televisió que paga la pena de veure, encara que no sempre el veig.
Interessants les reflexions que planteges.

Publica un comentari a l'entrada